Cafés Plaza del Castillo

Historia del Café

Sus orígenes

Todos los estudios hasta el momento no han podido determinar quién descubrió la planta de café y sus efectos como bebida. Hay diversas versiones:

La más extendida es la de un cabrero etíope llamado Kaldi, que observó que, cuando sus cabras comían unas bayas rojas, se mantenían despiertas hasta bien entrada la noche. El también probó el fruto y le sucedió lo mismo. El pastor explica su descubrimiento en un monasterio cercano y los monjes aprovechan los efectos estimulantes de las bayas para permanecer despiertos durante rezos nocturnos. Pero añaden a la historia un factor determinante: descubren que las bayas secadas al sol y tostadas segregan un jugo que tiene los mismos efectos y además, un grato sabor.

Otras fuentes, adjudican la historia del pastor, aseguran que tribus africanas, desde tiempos inmemoriales, ya producían una pasta de café que daban a su animales. Esta pócima ere ingerida por guerreros antes de entrar en combate.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar